Miles de estudiantes chilenos vuelven de nuevo a las calles por la educación pública

  • Manifestaciones en Santiago y las principales ciudades del país
  • Dos heridos y 70 detenidos tras una marcha pacífica
  • Los estudiantes piden una reforma fiscal para pagar la Educación

RTVE.ES Miles de personas salieron a las calles de Chile este miércoles en nuevas manifestaciones convocadas por los estudiantes para expresar su rechazo a las medidas anunciadas por el Gobierno para financiar la educación pública.

El acto más multitudinario se celebró en la capital, donde unas 100.000 personas, según los estudiantes, y 20.000, según la Policía, participaron en una manifestación que finalizó con dos heridos y 70 detenidos, cuatro de ellos por portar cócteles molotov.

La marcha partió desde la Plaza Italia, punto neurálgico de las movilizaciones en la capital chilena, y el recorrido pactado por los dirigentes estudiantiles y las autoridades incluyó un tramo de la Alameda, la principal arteria santiaguina, para culminar en la Estación Mapocho.

El recorrido, en general, transcurrió de forma pacífica hasta que finalizó el acto, momento en que comenzaron a registrarse enfrentamientos aislados entre grupos de jóvenes y carabineros, que emplearon carros que lanzaban agua a presión para dispersarlos. En medio de los disturbios, una mujer de mediana edad recibió en la cabeza el impacto de un palo que había sido lanzado al aire, mientras que un reportero de una televisión local fue alcanzado por una piedra.

Impuestos para la Educación

El presidente de la Federación de Estudiantes de Chile (Confech), Gabriel Boric, criticó la reforma tributaria anunciada por el Ejecutivo y aseguró que los alumnos tendrán que seguir endeudándose para pagar sus estudios.

“Pedimos una reforma tributaria que redistribuya la riqueza en todo el país para tener una reforma educacional que conciba la educación como un derecho social universal”, dijo Boric antes del inicio de la manifestación.

La reforma tributaria recaudaría casi 800 millones de euros anuales para financiar la educación y eliminar a la banca privada del sistema de créditos a los universitarios, que serían otorgados directamente por el Estado, con bajas tasas de interés.

El dirigente aseguró que el Gobierno “se ha desentendido del tema del lucro en la educación” superior, otra de las demandas emblemáticas de los estudiantes, que iniciaron el año pasado las movilizaciones para exigir una educación gratuita y de calidad.

Por su parte, el presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica (FEUC), Noam Titelman, criticó que la reforma tributaria elaborada por el Gobierno “se hizo a espaldas de la ciudadanía y los actores involucrados”.

Los estudiantes chilenos piden además que el presidente, Sebastián Piñera, ceda en alguna de sus pretensiones y anuncie alguna medida adicional en el discurso que, como es tradición, ofrecerá el próximo 21 de mayo en el Congreso.

Los jóvenes también marcharon en otras ciudades del país como Valparaíso, Concepción, Temuco, Valdivia, Puerto Montt La Serena y Copiapó. La de este miércoles es la segunda gran manifestación estudiantil en Santiago desde que en marzo comenzó el curso escolar, tras la que se realizó el pasado 25 de abril, que congregó a 48.000 personas, según Carabineros, y 80.000 de acuerdo con los organizadores.

Esta entrada fue publicada en Notícias/Noticias/Nouvelles/News. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *