Carta de Anita Freire al presidente interino de Brasil, Sr. Michel Temer

A CARTA ABERTA DA VIÚVA DE PAULO FREIRE A TEMER (pt)

(Traducción Kamil Gerónimo)

Excelentísimo Sr. Presidente Interino de Brasil
Prof. Dr. Michel Temer

Asunto: PAULO FREIRE: Wikipedia y SERPRO

En calidad de viuda, estudiosa y sucesora legal de la obra del Educador PAULO FREIRE, quiero, a través de esta carta, establecer un diálogo cordial y franco con su excelencia, aún cuando estamos nosotros dos, en términos ideológicos, en posiciones diferentes. Se trata de un asunto que ha sido divulgado por la prensa nacional, surgido desde el gobierno a través de la red del Servicio Federal de Procesamiento de Datos (SERPRO), una entidad pública, por tanto sobre la responsabilidad del Estado brasileiro; esta alteró el contenido de la biografía de mi marido en la enciclopedia libre Wikipedia, colocándolo como involucrado con un proyecto de educación atrasado y débil de carácter doctrinario marxista y manipulador.

Si no le hubiera conocido en la fiesta de graduación de una de sus hijas, creo que del curso de Psicología de la Pontificia Universidad Católica de São Paulo ocurrida en los jardines del Club Hípico de Santo Amaro en São Paulo, cuando sentados lado a lado en la Mesa Directora oí de su excelencia el enorme respeto y admiración que tenía por la obra y por la persona de Paulo Freire, no tendría la osadía de escribirle.

Como su excelencia sabe, como intelectual y jurista, mi marido jamás practicó ningún acto y nunca escribió ninguna palabra de las que se pudiese, en sana conciencia, otorgarle la marca de doctrinador marxista y hombre de principios filosóficos y educacionales débiles, acusaciones contenidas en la nueva biografía ahora publicada a través de Wikipedia.

Para la construcción de un país verdaderamente democrático es de la más alta importancia, que, órganos del Estado o que prestan servicios a este, como es el SERPRO, no estén compactando interpretaciones con espíritus liberales inescrupulosos, que, intencionalmente profanan la honra de un hombre que dio su vida para que la educación, sobretodo la de Brasil, posibilitara la liberación y la autonomía de los hombres y de las mujeres de nuestro querido país. Nunca bajo la batuta de la intolerancia, del fascismo o del comunismo.

Creo que el actual Ministro de Educación, natural del estado de Pernambuco, Mendonça Filho, como lo fue Paulo Freire, tendría el placer (personalmente considero que el deber) de aclarar e inhibir que falsedades sean dichas de su conterráneo, hombre ético, vertical y honorable, Patrón de la Educación Brasileira. Creo que el referido ministro se posicionará y actuará, positivamente, a favor, en el momento que fuese instigado a eso por su excelencia, contra la manipulación de la máquina del Estado al servicio del empequeñecimiento de uno de los más importantes hombres de esta Nación.

Está claro que Paulo Freire no es unanimidad, nadie lo es. El puede ser leído, analizado y contestado, eso hace parte de la libertad de expresión necesaria y deseable a la construcción de la cultura letrada de alto nivel de cualquier país. Sin embargo, el posicionamiento de quienes lo contradigan debe ser abierto, responsable, en el seno de la sociedad civil- en la calle, en la universidad y en las escuelas, a través de los medios de comunicación, en los sindicatos y foros, etc.- y nunca dentro, exaltado por el hecho tendenciosamente ideológico- no verídico, encubierto por el anonimato, de cualquier órgano de la sociedad política.

Es inconcebible que en una sociedad democrática se divulguen frases cargadas de odio o de prejuicio como: “Paulo Freire y el Asesinato del Conocimiento”- absurda e irónicamente, en el año en que Paulo Freire está siendo considerado en los Estados Unidos de Norteamérica como el tercer intelectual del mundo, de toda la historia de la humanidad, más citado, por tanto más estudiando en las universidades norte-americanas, que, en un principio están en contra del marxismo.

Contando con su comprensión e interferencia para que se restablezca la Justicia y la Verdad.

Cordialmente,

ANA MARIA ARAÚJO FREIRE
São Paulo, 30 de junio de 2016

Esta entrada fue publicada en Documentos, Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *