Carta de Bogota: X Asamblea Regional de la CLADE hace un llamado por la realización de una educación emancipadora y garante de derechos

Más de 80 representantes de coaliciones de la sociedad civil que defienden el derecho humano a la educación, organizaciones estudiantiles y de docentes, movimientos sociales y academia de 19 países de América Latina y el Caribe, se reunieron del 22 al 26 de octubre en Bogotá, Colombia, en el marco de la X Asamblea Regional de la CLADE, que tuvo la Coalición Colombiana por el Derecho a la Educación (CCDE) como anfitriona. Durante toda la Asamblea, se destacó la apuesta de la CLADE en la promoción de una educación emancipadora como forma de responder a los desafíos que se identifican en el contexto regional, como: el ascenso del neoconservadorismo; el desarrollo de ajustes económicos neoliberales que recortan recursos públicos para derechos sociales, facilitando la privatización y ampliando las desigualdades; la criminalización y represión de la protesta social; el uso deshumanizador de las neurociencias, la robótica, la inteligencia artificial y otros procesos, sustentado en posturas racistas, machistas, misóginas y patriarcales; las denominadas “escuelas seguras”, basadas en una perspectiva militarizada que atenta contra las pedagogías reflexivas y democráticas; obstáculos para una educación con igualdad de género; y la promoción de pruebas estandarizadas como única medida de calidad educativa, conllevando a la homogeneización de los procesos educativos, en detrimento de la diversidad, singularidad y del contexto histórico, cultural y territorial. Estos rasgos de coyuntura y muchos otros se subrayan en la Carta de Bogotá, declaración final de la X Asamblea de la CLADE, donde además se reafirma el compromiso de la red con la promoción de sistemas públicos educativos que sean garantes de todos los derechos civiles, políticos, económicos, sociales, culturales y medioambientales, y a favor de la decolonización y despatriarcalización de la educación. “Nos comprometemos con el fortalecimiento de las visiones humanistas y emancipadoras de la educación, lo que incluye la promoción de la convivencia pacífica en las escuelas, las masculinidades alternas, la promoción de los entornos colectivos de aprendizaje, la educación popular y la apertura de las escuelas a sus comunidades”, dice la carta

Esta entrada fue publicada en Documentos, Notícias/Noticias/Nouvelles/News. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *